jueves, 22 de diciembre de 2011

Dancing for the new year

Finaliza este año pero nos llega uno nuevo, cargado seguramente de muy buenas cosas.
Hace tiempo encontré este video y desde entonces lo tengo guardado pues siempre que lo veo me hace sonreir, me alegra el alma y me hace feliz. Creo que es el mejor que he visto en mucho tiempo, por todo lo bueno que consigue transmitir (al menos a mí). Quiero aprovecharlo para felicitarte estas fechas, deseándote lo mejor para el nuevo año que comienza.
¡¡Que tengas unas felices fiestas y que el año 2012 venga cargado de mucha felicidad para tí y los tuyos!!. ¡Hasta pronto!. ¡Sé feliz!.


video


(Lo puedes ver con un poco más de calidad AQUI )

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Hacemos demasiadas fotos

Ya va finalizando el año.

Para ir amenizando estas fechas os dejo un divertido video donde se habla del gran número de fotos que hacemos...jeje.

(El humor, que nunca nos falte... por favor).


(Si lo ves a pantalla completa mucho mejor)

viernes, 25 de noviembre de 2011

Fotografía artesanal

Recientemente escuché el término “artesanal” para hacer referencia a un tipo de fotografía más pensada, más meditada, más pausada, más creativa…

Una leve búsqueda en internet ofrece el término “artesanal” para distinguirlo del término “industrial”. De esta forma compruebo varios conceptos:

Real Academia Española: “Artesanal, modernamente para referirse a quien hace por su cuenta objetos de uso doméstico imprimiéndoles un sello personal, a diferencia del obrero fabril.”
En otro lado, “Uno de los principales problemas de la artesanía es la competencia con los productos procedentes de procesos industriales de bajo coste, con apariencia similar a los productos artesanos, pero con menor precio y calidad”.
También me llamó la atención esta frase: “El trabajo artesanal rescata tradiciones anteriores a la industrialización”.

Tomo el concepto de “fotografía artesanal” como sinónimo de “fotografía creativa” para desahogarme(¿?) brevemente reflexionando sobre el mismo.

Soy de los que piensan que la fotografía artesanal es aquella que persigue unos fines ciertamente estéticos (la que buscamos, la que se crea), muy diferente de la fotografía rápida, de recuerdo (la que se obtiene, con tanta facilidad, sin “costes” ni esfuerzos, la fotografía que se hace).

Lo dice bien claro Momeñe en su libro “La visión fotográfica”: "Fotografiar es muy fácil y obtener buenas fotografías no es tan fácil". Este gran libro (muy recomendable, por cierto) está cargado de ideas que ayuda a reflexionar un poco más en lo que estamos haciendo como fotógrafos, en lo que queremos hacer, en lo que nos gustaría lograr con nuestras imágenes… Me apoyo en el libro porque algo de artesanal subyace en su reflexión final.

A lo largo de las páginas se comentan diversos de diversos conceptos, como el esfuerzo físico y mental. “Tomar fotografías sin una búsqueda fotográfica es una actividad bastante cómoda" (dice Momeñe). “La búsqueda fotográfica puede generar la ansiedad de creación, una sensación no siempre agradable”. Caminar por los lugares, pasar frío o calor, cargar con la mochila, pensar en los encuadres, en las luces, programar nuestras sesiones… a veces no es tan cómodo como tomar imágenes desde un sofá. Si a esto le unimos el estado mental y la motivación, debemos reconocer que la cosa se complica. Existen ocasiones en las que uno no se siente con ganas o inspirado. En esos momentos creo que es mejor descansar que tomar imágenes mediocres y sin ganas. Todo se transmite en una imagen; incluso el estado de ánimo del fotógrafo. Nuestras imágenes artesanales requieren de un cierto esfuerzo. Hay que ser conscientes de ello.

Previsualizar. Me gusta como trata el concepto Momeñe: “Las fotografías no se hacen tan solo cuando tenemos la cámara en la mano, sino mucho antes. La cámara solo certifica”. Imaginar cómo respondería una escena ante unos elementos que nosotros mismos nos estamos inventando creo que, ciertamente, es tratar de ser artesanal. Este paisaje que ahora veo, por ejemplo, ¿Cómo sería con nubes, el sol lateral, una luz suave y cálida y el oleaje con marea alta rompiendo contra las rocas?. Ante lo “apacible” podemos ir dibujando un momento que aún no existe, un momento que visualizamos y que solo queda “certificar”.

La mirada fotográfica. Transcribo algunas frases al respecto: “Las fotografías son testimonios del mundo, pero ante todo son testimonios de la mirada del fotógrafo”. “No buscamos escenas o lugares pintorescos, sino miradas. Salimos de casa para aplicar nuestra mirada fotográfica”. “Lo primero que dice un fotógrafo con sus fotografías es “Yo estuve aquí””. Se podría decir que lo que vemos es lo que vió el fotógrafo cuando disparó la cámara. Si sabemos distinguir esa fotografía más “artesanal” podemos ir más allá y pensar que lo que vemos es lo que quiso que viéramos el autor cuando disparó la cámara, es decir, su visión de la realidad, la que nos quiere mostrar. Saber diferenciar esto creo que nos ayuda a entender muchas de las imágenes que vemos hoy en día y apreciemos mucho más de lo que hay frente al plano focal. Quizás por este motivo no hay unas imágenes mejores que otras, sino unas fotografías que nos transmiten más sensaciones que las demás. A veces pienso en lo que hay detrás del visor: donde está el fotógrafo, cómo llegó hasta allí, en qué momento lo hizo, por qué…

Implicación. Dice Momeñe que “para significar el mundo es necesario sentirse implicado en lo que se encuadra a través del visor”. Y también que “fotografiar es retener la respiración cuando todas nuestras facultades convergen para captar la realidad que se escapa”. No comento nada aquí pues él lo dice todo. Apliquémoslo a cualquiera de los ámbitos en los que estamos fotografiando: la naturaleza, un retrato, un bodegón, un reportaje, ese proyecto que tenemos entre manos… Tenemos que enamorarnos del decorado, empaparnos de su esencia, solo así transmitiremos algo.

En definitiva, ¡me lo aplico!. Creo que debemos ser más autocríticos, preguntarnos muchas más cosas que antes, ser un poco más reflexivos sobre lo que hacemos. Paremos un breve instante, seamos más artesanales y menos automáticos o fabriles. ¡El objetivo no es otro que continuar aprendiendo!. Podemos descartar muchas cosas que “ya están dichas, que ya están fotografiadas”. Todavía existe nuestro espacio porque falta dar “nuestra opinión, nuestra visión/versión de la realidad, nuestra imagen”. Reinventemos y creemos esos instantes. En nuestras manos está el intentar hacerlo siendo un poquito más... artesanos de la imagen. Yo, por supuesto, también lo intentaré; esto era pura reflexión…

martes, 8 de noviembre de 2011

Las aplicaciones fotográficas que nunca tendrá tu ipad

Regreso de un nuevo curso de fotografía de Otoño donde la convivencia casi se antepone en importancia a la gran información que discurre entre las clases, las prácticas, las charlas y los comentarios entre nosotros. ¡¡Qué buenos momentos compartiendo nuestra afición!!.

En los últimos cursos a los que he podido asistir he ido descubriendo cómo las nuevas tecnologías van llegando, cada vez con más frecuencia, a las manos de la gente, imponiéndose lentamente. Si antes los teléfonos táctiles era lo que más se veía, en esta ocasión ya comienzan a aparecer las tabletas electrónicas.

Todos estos aparatos vienen cargados de los programas y las aplicaciones más variopintas que se pueda imaginar uno. En algunos casos se trata de programas que, si bien tienen cierta utilidad, poco o nada pueden aportar al mundo fotográfico. En otros la ayuda es más que ventajosa y sorprendente para la fotografía de naturaleza desplazando, en muchas ocasiones, los métodos tradicionales (mapas, brújulas, horarios solares...). ¡Hay que reconocer la ventaja y el valor añadido que estos sistemas nos ofrecen en la actualidad!.

Desciendo del curso mientras conduzco y, medio apenado por abandonar el intenso fin de semana y haber conocido tan buena gente, ya estoy procesando. Pero no lo hago con mis fotos, no… Voy procesando mentalmente ciertos momentos comparándolos con estas aplicaciones que he visto a lo largo de estos días de convivencia. Reflexiono y pienso en esas aplicaciones que nunca tendrás ni en tu ipad, ni en tu iphone, a saber:

Aplicación “3D volumétrica óptima”. Se trata de una aplicación que consistiría en enfocar el sujeto a fotografiar, vamos a suponer un haya majestuosa, con el aparato en cuestión. Sin dejar de pulsar el modo “grabación” se rodea el elemento principal de nuestra futura fotografía. Cuando se ha girado completamente en torno a él de pulsa “fin” y tras unos segundos de espera el instrumento eléctrico te señala el punto óptimo desde donde se obtendría el máximo volumen del sujeto, el mejor lugar de luz de ese momento, el punto óptimo de encuadre para producir ese impacto visual que todo fotógrafo desea.

Aplicación “Sentímetro natural”. Una aplicación que necesita de un parche a colocar en el pecho del usuario, ¡pura novedad!. El interés de esta aplicación reside en que capta cosas tan sencillas como las pulsaciones cardiacas, el nivel de adrenalina estimada ante un estímulo externo, apertura de la retina y otros elementos físicos como la respiración en reposo, (quizás copiados de aplicaciones ya anteriores pero de gran ayuda en esta). Se coloca durante la aproximación al santuario natural a fotografiar, por ejemplo al acercarnos a un bosque otoñal en pleno apogeo y esplendor. La aplicación capta todas aquellas frecuencias ofreciendo distintas gráficas referentes al estado del usuario. Valora tu nerviosismo, inquietud y se puede afirmar que casi penetra hasta el ámbito sentimental pues raramente falla. Te indica, finalmente, si tu estado de ánimo va a ser el óptimo ante el espectáculo que tienes delante, graduando en una escala de 0 a 100 el nivel que van tomar las fotografías a realizar en el interior (en este caso del bosque). Si el nivel final es bajo se recomienda al fotógrafo abandonar la localización sin entrar siquiera en ella, pudiéndose desplazar a nuevos lugares. ¡Figuraos el tiempo que nos ahorra para fotografiar!. Es cara pero merece la pena.

Aplicación “VisionRaw”. Cable al iphone o ipad desde nuestras gafas ópticas o de sol, a la que hemos instalado una especie de sensores, muy fáciles de colocar en cualquier moldura. Durante un viaje (por ejemplo conduciendo) dejas la aplicación encendida… Al final del viaje se te han descargado al iphone/ipad los diez mejores encuadres de luz, sujetos y momentos que tus ojos hayan visto y lo hace ¡en formato Raw!. La resolución todavía no es demasiado grande pero los archivos son procesables en cualquiera de nuestros programas fotográficos. Ideal para no perderse nada y aprender a mirar el mundo desde un punto de vista más fotográfico. Posibilidad de utilizar estos archivos como catálogos-favoritos de lugares a fotografiar en un futuro (con mejor luz, cámara y lentes adecuadas…etc).

Aplicación “SMP- Social Media Point”. Una especie de Bluetooth que detecta los iphone/ipad más cercanos y te muestra la web, blog, galería de flickr, myspaces, facebook y cualesquiera otras páginas que el propietario de ese iphone/ipad haya registrado en su perfil. No hace falta que la aplicación esté instalada en los dos dispositivos. Cualquiera puede ya conocer (y guardar) la galería de fotos que la persona de la mesa de al lado tiene subida a la red, con solo detectar su móvil o tablet gracias a esta aplicación. Funciona sin conexión a la red al registrarse en tus favoritos únicamente direcciones webs (para acceder a la galería en cuestión ya necesitaríamos la cobertura necesaria). Utilizada de forma consciente por ambos usuarios permite ahorrarse el apuntar correos, webs y otros datos de internet.

Aplicación “Filtro Degradado Intenso”. Aunque no es fotográfica, copia casi literalmente su nombre de uno de los filtros que solemos utilizar en fotografía de naturaleza. Consiste en introducir una serie de valores ante una extensa encuesta que se te presenta. Es táctil y sencilla. Se trata de preguntas referentes a tu vida personal, sentimental, profesional, anímica, psicológica, económica, soñadora, motivacional…a las que solo hay que poner un ”Si” o un “No”. Nunca se repiten en el mismo orden y son aleatorias en cada uso. Se recomienda su descarga y utilización para cuando surgen nuevas encrucijadas en la vida o cuando, ficticiamente uno se plantea preguntas del tipo “¿Qué pasaría si…?”. Al final, la aplicación te ofrece otros nuevos rumbos óptimos para tu vida, considerando tu edad y las circunstancias y sentimientos que te rodean. La descarga es gratuita, aunque el filtro en cuestión es tremendamente difícil de aplicar por usuario final, que vuelve, en casi todos los casos, a su vida normal. Por ello se antoja una aplicación de baja efectividad y provecho (aunque han existido personas a las que les ha ayudado a dar el paso ante sus grandes deseos). Peligrosa pues no garantiza la felicidad. Ideal para soñadores.

Ninguna de estas aplicaciones existe (ni existirán?). He podido vivir las situaciones planteadas en las cuatro primeras aplicaciones sin necesidad de aparatos tecnológicos; simplemente con las expresiones de los ojos de mis compañeros, conversando, buscando encuadres, poniéndonos nerviosos, intercambiando nuestros datos, disfrutando de la naturaleza,… compartiendo corazones. Dejar nuestro futuro en manos de la ultima aplicación sería una verdadera locura. Sin embargo, podríamos utilizar el filtro sin “calarlo” del todo y decirnos “¿Qué pasaría si…

...nos vierámos de nuevo el año que viene?”

martes, 25 de octubre de 2011

Pasión en lo que hacemos

Recientemente me han regalado este libro de fotografía:




Se trata de un libro que analiza el trabajo de distintos fotógrafos de viajes y naturaleza a los cuales se les entrevista con las mismas preguntas.


Ante la pregunta "¿Por qué no optaste por otros tipos de fotografía, como la de moda o el trabajo en estudio?" es curioso observar como casi todos ellos han contestado en el mismo sentido: "Me gusta viajar y explorar sitios nuevos. Me gusta estar al aire libre y no disfruto trabajando entre las paredes de un estudio" (y respuestas similares).


Uno de los autores comenzó a trabajar como ayudante de fotos de estudio pero pronto se cansó de hacer catálogos de fotos de zapatos.


Para Gerhard Schulz, por ejemplo, la fotografía de naturaleza "es mi pasión, por encima de todo".


A Steve Bloom le movita "la interacción con la naturaleza; estar presente mientras pasan cosas que no controlo en absoluto. Me resulta apasionante".


En definitiva, que todos han elegido su destino fotográfico, apostando por una disciplina difícil como es la del paisaje, la naturaleza o los viajes... El tesón en todo lo que hacen, la ilusión que despiertan en sus comentarios y la pasión de sus imágenes nos enseñan que poner el corazón en lo que se hace puede dar sus frutos...


La fotografía es un arte de largo recorrido, sobre todo para los que no disponemos de mucho tiempo. Aunque no nos dediquemos nunca profesionalmente a ello, leer entre líneas nos puede ayuda a encontrar estas lecciones y estos puntos de interés tan distintos de los aprendidos en los cursos a los que vamos. ¡Aprovechémoslos!.


martes, 11 de octubre de 2011

Nostalgia montañera

Una nueva visita a los Picos de Europa me hace pensar en todo lo que he caminado por estas montañas. Miro hacia el pico Urriellu desde su base y recuerdo los vivacs a sus pies, la época de mayor práctica montañera, los amigos, los momentos, las vistas desde su cima, todo ello con algo de nostalgia pero con la alegría de poder estar de nuevo en estos lugares de montaña.

¡¡Cómo me gustan y cuánto los disfruto!!

Estos momentos de niebla me recuerdan a otros tantos vividos, cuando las montañas aparecen iluminadas allá arriba, entre las nubes jugando a ir y venir. Lo mismo hacen los instantes en la memoria, van y vienen, van y vienen... trayendo de nuevo aquellas sensaciones vividas para volverlas a recordar ahora. ¡¡Ahhh!! El tiempo, ¡como pasaaaa!.

Hoy, la afición por la fotografía también me hace disfrutar de otra forma. Además de todo esto, me fijo más en los detalles, en los momentos, en la luz, en todo en general. Es otra forma de disfrutar de lo que me rodea. Es como una mezcla de aquello, más impulsivo, con esto otro, más pausado y comprendido.


Surgen los momentos de alegre esfuerzo, cuando las rocas se ponen más duras y se sube más y más disfrutando de todo este paisaje semi-lunar que forman los Picos de Europa. Uno se empapa de todo esto y se imagina en este u otro collado en el momento de luz apropiado para captar una imagen.

E irremediablemente entran ganas de volver con la cámara y el trípode. Disfrutar de este entorno como no lo hacíamos antes: con una mirada algo más fotográfica esperando que ese momento mágico que tantas y tantas veces pasó ante nuestros ojos se repita para llevárnoslo ya definitivamente y poder compartirlo.



Volví a por aquellos lugares y me entró la alegría bañada de cierta nostalgia. Mientras caminaba lo pensé: No debo abandonar estos rincones que tanto me llenan. ¡Será cuestión de volver!




lunes, 19 de septiembre de 2011

Run, run, run...

Después de un verano tranquilo, reposado y no demasiado activo deportivamente hablando, llega el momento de moverse de nuevo. No quiere decir que haya parado en estos dos meses pues tengo el verano como bien aprovechado. Sin embargo, el verano me ha regalado un alertagamiento que me está durando demasiado y ya va siendo hora de comenzar a "ponerse las pilas". Al menos de comenzar, que ya es algo. Tengo que hacer algo más de deporte, volver a la fotografía con ganas y motivarme. Es hora de despedir la parsimonia y sentirse más activo. El Otoño comienza, el cambio de hora vendrá y el tiempo se llenará de nubes. Es hora de seguir, aprovechar las buenas luces con la cámara, y en general, despejar la mente y el cuerpo.


Os dejo esta fotografía tomada en el entrenamiento invernal de un equipo de traineras. Creo que sirve perfectamente para expresar estos deseos.


¡¡Que corra la savia...run, run, run...!!

lunes, 5 de septiembre de 2011

Perú

Una rápida llegada a Lima y de nuevo volando a Cuzco. Destino inicial del viaje: Machu Picchu. Me gustó Cuzco, con sus casas colgadas de las laderas y el cálido ambiente creado por los turistas. Me gustaron las gigantescas piedras incas a lo largo de algunas de sus calles, los balcones y los primeros peruanos que nos encontramos en el viaje. A pesar de que vi algún fotógrafo en la plaza de armas durante las horas crepusculares no consiguieron arrancar en mí esa inquietud de plantar el trípode en esta zona de la ciudad. Tampoco tenía tiempo disponible para ello.

Unas pocas negociaciones para contratar la entrada al Valle Sagrado nos hacen coger el autobús al día siguiente y recorrer los primeros pueblos, abandonando "el ombligo del mundo" (como es conocido Cuzco en quechua).

Los primeros paisajes asoman a la ventanilla. Pisac y sus ruinas incas nos dan la bienvenida. Después de comer Ollantaytambo es el pueblo que nos acoge con sus andenes hacia el cielo y su mercado artesanal. Tren hacia Aguas Calientes. Mañana subimos a Machu Picchu. Parece que hará bueno. ¡Todo a nuestro favor!.

Primeros momentos de tan mágico lugar. Va amaneciendo. La vista típica, tan contemplada en libros y revistas, es espectacular. El enclave es realmente asombroso y el misterio parece inundar estas primeras horas. Atención a las explicaciones del guía y pocas imágenes. Luego tiempo libre pero la luz ya no es la misma. Da igual. Traje mi vieja Nikon D80 en lugar de la nueva D300s; no espero gran cosa fotograficamente hablando asi que prefiero disfrutar. Por supuesto, algún rincón cae en la tarjeta de memoria mientras intento restar luz del cielo con mi viejo filtro degradado Cokin.

El lugar reposa ya en la memoria y nos dirijimos a Huaraz, en un intento de colaborar unos días con unas misiones. El entorno es espectacular, rodeado de montañas. Aquí vive la Cordillera Blanca en todo su esplendor. A pesar de ello espero fotografíar más personas que paisajes. Efectivamente, las escuelas y los divertidos niños me ofrecen las mejores sonrisas peruanas de todo el viaje.

La visita al lago Llanganuco rompe lo cotidiano para ofrecerme un paisaje cololosal entre tanta montaña.

Fin de la cooperación y seguimos subiendo hacia el Norte. Destino: Trujillo. Casas coloniales bien coloridas nos dan la mano a cada esquina. Un bonito centro de ciudad para perderse por sus rincones. En los alrededores descubrimos la cultura moche en sus huacas y disfrutamos de un día maravilloso en el pueblo costero de Huanchaco coincidiendo con una competición de surf, su esbelto muelle y sus tradicionales barcas.


Volver a Lima ya supone dejar la cámara en casa para pasear libremente a modo de despedida.

Un nuevo viaje, un primer salto del Pacífico, unas nuevas experiencias, otros modos de vida, unos nuevos recuerdos...



miércoles, 24 de agosto de 2011

Pirineos 2011

La semana pirenaica de este año estuvo pasada por agua, o mejor dicho, por nubes. Aunque no llovió en exceso, las grandes nieblas hicieron acto de presencia casi todas las jornadas. Tampoco faltó el sol pero hay que reconocer que el lado francés, siempre mirando al norte, tiene más posibilidades de verse invadido por estos algodones blancos de agua.

La zona visitada este año fue el valle de Louron, un valle con grandes desniveles a su alrededor, con horas y horas de subidas verticales, verdes bosques y caudalosos torrentes.

Fotográficamente hablando creo que no fue tan espectacular como la del año pasado. El valle de Gavarnie y su entorno hizo que mi primera semana pirenaica con este grupo de montaña fuese espectacular. Además, en aquella ocasión hizo muy buen tiempo y las pocas tormentas que cayeron lo hicieron una vez terminadas las rutas.


Uno de los momentos más especiales de este año surgió el segundo día, cuando después de caminar varias horas mojándonos entre la espesa niebla ésta comenzaba a jugar abriéndose y cerrándose para dejar paso a la cascada que teníamos cercana o el bosque que estabamos a punto de cruzar. La niebla todavía hacía acto de presencia entre los troncos boscosos y las posibilidades fotográficas aumentaron de repente despertándome definitivamente las ganas de fotografiar. Troncos entre la niebla, helechos húmedos y nubes danzantes, fueron mis primeras imágenes, casi unos patrones que se repitieron los siguientes días.

Sin embargo, los motivos interesantes han escaseado en general. Los alrededores del refugio de Germ, donde pernoctaríamos toda la semana, no me ofrecieron tampoco nada interesante asi que, salvo un intento de captar nubes en movimiento durante uno de los amaneceres, no utilicé el trípode para esa fotografía pausada que tanto disfruto.



Cuando salía el sol lo hacía casi totalmente, desapareciendo esas nubes que logran completar tan extraordinariamente los encuadres. Disparé poco con esa luz aplastante y utilicé el polarizador en muy contadas ocasiones.

Destaco el interés que durante toda la semana hemos mostrado algunos por descubrir o conocer nuevas especies de flores. Era un placer ver a algunas compañeras esmerarse por conseguir una imagen aquí y otra allá, de estas flores pirenaicas. Pudimos disfrutar de la flor de lis, tan dificil de ver, atravesar un hermosísimo campo cubierto completamente de gencianas y memorizar nombres tan de actualidad como la "digital".

Aunque no hay mucho tiempo para fotografiar por imposiciones de las rutas y el ritmo del grupo siempre hay lugar para alguna composición interesante o un encuadre para volver. La montaña es mi gran lugar pendiente en fotografía. Para fotografiar bien en ella se requiere de tiempo y paciencia, cosas no demasiado compatibles cuando se va con mucha gente.


¡Será cuestión de visitarla con tranquilidad y deleite fotográfico!

martes, 28 de junio de 2011

Focus on Planet

A finales del año pasado descubrí "Focus on Planet", una comunidad de fotógrafos conscientes de la belleza y fragilidad de nuestro planeta que comparten conocimientos, opiniones, técnicas e inquietudes en una web creada al efecto.


En su espacio se muestran los portfolios de sus miembros estando abierto a las experiencias de otros fotógrafos.

La calidad de aquellos portfolios me motivó para intentar mejorar mis imágenes y pensé que quizás algún día podría formar parte de esta comunidad con mi modesta aportación. Me propuse entonces el objetivo de mejorar a lo largo de este año y, llegado el caso, solicitar mi incorporación a este grupo de fotógrafos.


Finalmente no me he podido resistir a enviar mi solicitud (antes de lo pensado) asi que decidí crear un portfolio natural lo más variado posible que recogiera, en las 21 imágenes que solicitan para la incorporación, temáticas diversas: nocturnas, macro, costa, montaña, abstracta, paisajes, algunos detalles...

Tras la evaluación por los administradores he sido admitido en el grupo y esto me enorgullece enormemente, pues entre los fotógrafos que forman esta comunidad hay gente con un gran nivel y unas magníficas imágenes.

La noticia está AQUI y mi pequeña galería es ESTA.

martes, 14 de junio de 2011

Pasiegos. Muros y Lastras.

Entrar en los valles pasiegos es mirar hacia arriba, elevar los ojos al cielo para divisar las cabañas. Colgadas de insospechadas laderas, desafiantes al suelo y en terrenos escarpados se encuentran estos elementos paisajísticos de piedra y pizarra, cada vez más abandonadas, enfrentándose a los vientos, las lluvias y las nieves, centenarias y aún desafiantes ante el paso del tiempo.

Caminar las crestas pasiegas es mirar hacia abajo, sentirse pequeño ante la gigante naturaleza, dejarse acariciar por el abrumador silencio del viento y ya de paso palpar las arrugas de las piedras, esos muros esculpidos que levantan las cabañas y las típicas “cerradas” que ordenan el territorio “encerrando” los prados para el ganado.

Conocer los pasiegos es imaginar sus manos levantando estos muros de piedra y acarreando lastras para las cabañas. Estas sobrias viviendas llenas de escaseces, de ventanas pequeñas y frías paredes han modelado en sus habitantes no sólo un estilo de vida, sino una personalidad que diferencia del resto, un carácter rudo, noble y luchador, en comunión natural con el entorno, como espejo de las rocas.

Vivir los valles pasiegos es entrar en esos monumentos de piedra. Mientras el ganado se mantiene en la planta baja, la planta de arriba se conserva algo más caliente. El pajar, la cocina y la sencilla habitación ayudan a ello mientras dan cobijo y descanso a la familia, a veces con gran dificultad, pues en ocasiones todavía se vive sin esas comodidades modernas como son la luz o el agua corriente.

Observar los valles pasiegos es detenerse para contemplar sus lastras de arenisca, esas pizarras casi negras que forman la cubiertas extraídas de las mismas montañas pasiegas, esas piedras tan características de estos territorios. Y mirarlas bien es ver las manos, volver a ver las manos; el pasiego sobre el tablazón de madera colocando la siguiente lastra para enlosarla perfectamente, para encajarla sobre la otra y que el viento no se la lleve, para que cubra y no entre la nieve, para resbalar el agua y que en los huesos no penetre…


¡Las arrugadas manos y las frías piedras!

¡Los pasiegos y las cabañas!

¡Los muros y las lastras!

jueves, 26 de mayo de 2011

Curso "Fotografía de Costa"

Un año más, la Escuela Cántabra de Fotografía de Naturaleza dirigida por Fernando Sanchoyarto, realizará el curso de "Fotografía de Costa". En esta ocasión vuelvo a estar invitado como colaborador, todo un privilegio para mí. Mi primer curso de fotografía (digital) lo realicé hace unos pocos años asi que la invitación me sirve como reflexión personal para pensar que, quizás, algo haya evolucionado en mi técnica fotográfica. La verdad es que siempre queda todo por aprender en esta afición por la fotografía asi que me sigo considerando un alumno más. Si miro un poco hacia los grandes fotógrafos de naturaleza actuales veo que me queda un verdadero abismo para llegar, ni tan siquiera, a unos palmos de sus trípodes. Pero el deleite también reside en el camino y hay que saber disfrutarlo.

El lugar para este curso es la Costa Quebrada, un lugar muy de moda fotográficamente hablando. Son varios los cursos que se han realizado recientemente en este tramo de la cornisa cantábrica y mucha gente viene de fuera (tanto profesores como alumnos) para deleitarse en las composiciones y las luces que este entorno ofrece. Por suerte, lo tenemos en casa y lo conocemos bien asi que con este conocimiento y el entusiasmo, de sobra conocido, que pone Fernando en todos sus cursos, creo que todo saldrá como esperamos (salvo esas luces naturales, siempre imprevisibles). Muchos alumnos de Fernando suelen repetir y eso es ya una buena referencia y motivación. Espero que en esta ocasión también puedan finalizar el curso con sus expectativas cumplidas. ¡Al menos ese será nuestro empeño!.

jueves, 5 de mayo de 2011

I Testing de Biodiversidad en las Marismas de Alday

Recientemente he podido participar en el I Testing de Biodiversidad de las Marismas de Alday. Organizada por la plataforma Biodiversidad Virtual y la Fundación Naturaleza y Hombre, la jornada pretendía inaugurar el nuevo punto "BV Marismas de Alday" que alberga las dos marismas, la dulce y la salada, siendo el primer punto BV de Cantabria. La reunión tuvo como objetivo dar a conocer (a quiénes la desconocíamos, como yo) la plataforma Biodiversidad Virtual, mediante la visita sobre el terreno de las marismas y la toma de fotografías de la numerosa vida que alberga este espacio natural rodeado de demasiados elementos humanos (autovía, aeropuerto, centros comerciales, vias de tren). Me gustó encontrarme a dos buenos amigos míos, Chari y Félix, grandes amantes de la naturaleza, y conocer al resto de integrantes del estupendo grupo. La idea era realizar fotografías (donde el elemento documental prima sobre el compositivo) para subirlas a la plataforma y compartir especies diversas con los usuarios y simpatizantes de la misma. En su página web podéis conocer todo este proyecto donde muchas personas de distintas partes de España trabajan por amor a la naturaleza.Como reflexión personal os comento que cada vez me gusta más detener el tiempo o viajar más despacio en él. Caminar sin prisas, fijarme más en lo diminuto, lo inapreciable a simple vista, estar al aire libre, concentrarme en las imágenes... No domino demasiado el "macro" pero es un mundo sumamente interesante. Al no tener un objetivo de estas características tuve que exprimir un poco la cabeza para sacar partido a lo que tenía (sobre todo el 70-300 mm).

Una interesantísima jornada, sin duda.¡Os invito a visitar la plataforma virtual para conocer su contenido y participar en otros encuentros!. ¡Yo lo haré!

jueves, 14 de abril de 2011

"Golden Arnía" o el tiempo detenido

En cuanto vi esta imagen en mi cámara sabía como la iba a titular. Esto de dar títulos a las fotografías a veces resulta un poco dificultoso porque aunque el motivo es casi siempre claro uno no sabe cómo describirlas, si darles un nombre que evidencie lo que en ella se muestra, si hacer una leve metáfora, si mencionar algo más simbólico... Otras veces ves la imagen y ya le añades un título mentalmente.

En esta ocasión una composición bastante centrada, con las líneas que llevan directamente al fondo, intentando meter al espectador en el agua sedosa, en el mar, en la isla del fondo... "Golden" por la tonalidad dorada que tomaron las piedras, contagiadas por la temperatura de color de la atmósfera a esa hora de la mañana. "Arnía" porque está tomada en ese lugar, una belleza de playa de la costa cántabra, pequeña pero bella perla en pleno acantilado.

La fotografía encierra una coincidencia que he descubierto por casualidad pues no nos solemos fijar en la hora de la toma, salvo puntualmente: esta imagen ha sido tomada a las 08 horas, 08 minutos, 08 segundos. Un click, un instante, esos segundos, ese momento y no otro...

¡Para pensar!

lunes, 4 de abril de 2011

Año internacional de los bosques



2011 ha sido declarado "Año Internacional de los bosques" por la Asamblea General de las Naciones Unidas, al reconocer que estos ecosistemas y su ordenación sostenible contribuyen significativamente al desarrollo, la erradicación de la pobreza y el logro de los objetivos de desarrollo del Milenio.

En un mundo ocupado por siete mil millones de personas, los bosques, que representan más del 30% del territorio y contienen el 80% de la biodiversidad del planeta, pierden anualmente trece millones de hectáreas, una superficie equivalente a la cuarta parte de la península ibérica.

Cada año se queman muchos de nuestros bosques y la globalización hace que seamos unos verdaderos "depredadores" de todo lo que nos rodea, una voracidad que no escapa al medio natural: vemos lugares menos cuidados, muchos más sucios, el vandalismo se cuela por todos los rincones, la falta de educación y el respeto al medio ambiente se contempla día a día, construcciones, corrupción, tengo, tengo, tengo y tú no tienes nada... y un sinfín de cosas que hacen de estas declaraciones universales una reinvindicación o grito al planeta casi obligado.

Se declaran "años internacionales" pero tenemos tantas denuncias que perfectamente podríamos realizar declaraciones mensuales.


Lamentablemente.

viernes, 18 de marzo de 2011

Cuestión de tiempo



Me quejo, si. Me quejo mucho. Me quejo por el poco tiempo que uno dispone para esta afición de la fotografía. Estoy de acuerdo que el tiempo hay que buscarlo, y no soy de los que no lo gestionan mal del todo, pero como leí recientemente para ir un poco más allá no se puede ser un fotógrafo de fin de semana. ¡Y qué razón tiene el autor!. Hoy por ejemplo, no sé para qué miro tanto al cielo y voy pensando en las luces si estoy muy lejos de poder acercarme a un lugar para fotografiar. Quizás tenga la ilusión de que a ultima hora cambien los planes y los compromisos y me pueda escapar, o sueño que ese momento mágico se atrase hasta que yo pueda acercarme... No lo sé. De todas formas, si me pongo a pensarlo bien, quizás sea esta la razón por la que cuando por fín voy a fotografiar disfruto como un enano.

Asi que no me voy a quejar, no, creo que no me quejaré demasiado...

Trilogía


Con este blog completo la trilogía web que parece tener todo el mundo relacionado con la fotografía. A saber: cuenta en flickr, página web y blog con comentarios.

Y es que es de obligado cumplimiento estar en consonancia con los tiempos: si quieres dejar un comentario en un blog de interés no puedes ser anónimo (en muchas ocasiones o el sistema no te deja o el autor del blog no ha abierto esa posibilidad), si quieres mostrar tu trabajo se antoja necesario un pequeño espacio web que muestre tus "buenas intenciones", si quieres estar actualizado en ciertas noticias y mostrar tus últimas fotografías una cuenta de flickr puede venirte bien. ¡Así son las cosas!.

A buen seguro todo esto quedará obsoleto en muy poco tiempo, pero hoy por hoy son los espacios que imperan. Las tecnologías nos comen sin opción y hay que saber utilizarlas moderadamente.


Aquí os dejo otro tipo de trilogías: ¡las que podemos encontrar en la naturaleza!